martes, 12 de abril de 2011

Pollo, una economía en ascenso

Hace unos 20 años, cuando Pollos Mayra daba sus primeros pasos en la venta del spiedo en La Paz, comercializaba por día 50 pollos; hoy fácilmente termina 400 en una jornada. La industria avícola en Bolivia avanza. El año pasado creció en un 17 por ciento, más que sectores tradicionales como la construcción (11 por ciento) y la minería, que más bien decreció en un 3,74 por ciento.

“El sector avícola es el que más crece porque es indudable que nuestro alimento es el económicamente más accesible a los bolsillos de los bolivianos con respecto a la carne de res o la del pescado”, expone Mario Luis Justiniano, presidente de la Asociación de Avicultores de Santa Cruz.

El valor bruto del sector avícola en el país también experimentó un gran crecimiento, según datos del Centro de Documentación e Información de Bolivia (Cedib). En el 2008 este valor alcanzó los 158,3 millones de dólares, mientras que el 2010, de acuerdo con Justiniano, ascendió hasta 600 millones de dólares, que incluye el pollo parrillero, huevos y descarte de las ponedoras.

Este desarrollo viene desde 1980 cuando la población avícola de Bolivia era de 18,2 millones de aves, mientras que en el 2006 subió a más de 80 millones de aves. “Un crecimiento espectacular del 335 por ciento. En el mismo período, la población de cerdos creció menos del 100 por ciento, la de ovinos disminuyó un 10 por ciento y la de bovinos creció cerca del 70 por ciento”, añade el centro de documentación cochabambino.

Una vez que el Ministerio de De-sarrollo Rural y Tierras determinó que el 2010 hubo una producción anual de 304.194 toneladas de carne de pollo, y dado que el peso promedio de cada pollo comercial es de 2,4 kilos, se tiene que para el año pasado la población de pollo de granja aproximadamente fue de 126,7 millones.

Esta cifra se incrementará el 2011 a 134,3 millones de pollos de granja, pues se producirán 322.445 toneladas métricas de carne de pollo, según el Sistema de Información de la Producción y Precios en los Mercados (Sispam), dependiente del Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras

Con estas cifras, el gerente general del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), Gary Rodríguez, sostiene que la contribución directa de la industria avícola al Producto Interno Bruto (PIB) del país llega a por lo menos el 3,3 por ciento. El dirigente avícola Mario Luis Justiniano considera que la producción avícola sobrepasó al sector ganadero.

“Estamos cerca de la producción de los cañeros y esperemos seguir así, aunque este año quizás cambien un poco las cifras”, indica el presidente, aludiendo al 10 por ciento de incremento salarial que determinó el Gobierno para los trabajadores, el que según el avícola será insuficiente para los bolivianos por el bajo poder adquisitivo que tendrá.

Sin embargo, por el momento, los números van a favor de este rubro que genera 260 millones de dólares cada año, crea 45 mil empleos directos, consume 494.055 toneladas de maíz y sorgo, y 337.922 toneladas de soya. Además, por día mueve por lo menos 100 camiones de 20 toneladas de capacidad cada uno, según el documento del Cedib.

Regiones. Felipe Chambi tiene dos hijos y los domingos sale junto a su familia a comer a la calle. “Nos encantan los Pollos Copacabana que tengo entendido son paceños, porque no los encontramos con el mismo sabor en otras ciudades”, expone el padre de familia, sin saber que esos pollos vienen desde la granja Avícola Sofía, una de las más grandes del país y que funciona en Cochabamba. Este departamento y Santa Cruz son los más grandes productores de pollo.

Los cochabambinos entregan al país el 53,84 por ciento de la producción avícola y los cruceños el 40,45 por ciento, mientras que Tarija y Chuquisaca juntos representan sólo el 5,7 por ciento. En Cochabamba se produce el 65 por ciento de los huevos que se consume en todo el país.

Ahora, si los cruceños y cochabambinos producen más pollo, el mercado mandante es el paceño, ya que un 41 por ciento de la producción se destina al departamento de La Paz; luego, el 22 por ciento se va a Santa Cruz y sólo un 13 por ciento es consumido por Cochabamba.

Mario Luis Justiniano ratifica esta tendencia y lanza además uno de los principales desafíos para el rubro pollero en Bolivia. “Gran parte de nuestra producción se va a La Paz y al eje central. Hablamos de Oruro, Potosí y también Sucre, Tarija tiene sus propias granjas, pero nuestro principal problema es que no podemos llegar a las provincias porque faltan caminos. Ese es el gran reto a superar”.

Per cápita. La carne de pollo es por excelencia uno de los alimentos de mayor consumo en Bolivia. Si en 1993 el consumo per cápita de cada boliviano era de 10 kilos por persona al año, el 2006 subió a 27 kilos.

Ahora, según el gerente general de la Empresa de Apoyo a la Producción de Alimentos (Emapa), Álvaro Rodríguez, dicho consumo, por lo menos el año pasado, trepó a los 30 kg por persona-año.

No obstante, Justiniano considera que se debe diferenciar el consumo per cápita que se da en las ciudades, que para él llega a 40 kilogramos por persona-año, y el consumo per cápita a nivel nacional, que no sobrepasa los 32 kilogramos persona-año.

La mayor presencia de la carne de pollo en las comidas hechas en casa fue decisiva para que se haya incrementado el consumo; sin embargo, definitivamente, fueron los alimentos hechos fuera de casa los que dieron el principal impulso al cada vez más generalizado consumo de carne de pollo.

En la ciudad de El Alto, por ejemplo, sólo en una cuadra hay hasta tres locales que venden pollos al spiedo y a la broaster.

¿Exportación de la carne de pollo?

-El gerente general de la Empresa de Apoyo a la Producción de Alimentos (Emapa), Álvaro Rodríguez, pregunta por qué los avícolas no exportan carne de pollo.
-Mario Luis Justiniano, de los avicultores cruceños, señala que para exportar se necesita eliminar la enfermedad New Castle, que “es como la aftosa en ganadería”.
-Hace cinco años, según Justiniano, EEUU envió un millón de dólares para combatirla. “No se sabe qué pasó con ese millón”, dice Justiniano.
-Con todo, el 2010 el país exportó 1.500 toneladas de pollo; y el 2011 saldrán 1.650 (Sispam).

Enlace : http://www.la-razon.com/version_temp.php?ArticleId=1420&EditionId=2496&idp=10&ids=261